viernes, 19 de abril de 2013

Amor


Sin saber que le esperaba me elevó hasta la luna,
Me enseñó los conjuros del amor y las locuras,
Soñé con sus pupilas, me perdí en sus miradas,
Su luz entró en mi alma conectando sin palabras.

Lo quise sin saberlo, sin tener que necesitarle,
Lo encontré bajando del cielo entre señales indescifrables,
Entre caminos tan dispares me ayudó a alcanzar la libertad,
Nació un amor libre creando nuestra propia realidad.

Es pureza, es amor, es bondad y transparencia,
No quiero condiciones, ni contratos ni influencias,
No quiero que nos perdamos a nosotros mismos,
Sólo espero que el destino siga uniendo nuestros caminos.



4 comentarios:

  1. A mí a veces se me olvida que hay que sentir así...

    Prometo no volver a hacer prisioneras

    ResponderEliminar
  2. Soy un poco prisionero de tus renglones y lo peor...

    Empiezo a tener sindrome de Estocolmo, ¿Sabes por qué?

    ResponderEliminar